La Carrera Del Emprendedor

Preparándote para emprender

Cuando ser fundador de una startup se volvió fashion

Deja un comentario

start

En Silicon Valley nunca se han necesitado los trajes para hacer negocios. No son apropiados ni demasiado funcionales para una fiesta en la piscina, una barbacoa o un hackaton e incluso pueden dar una imagen demasiado seria a la hora de plantarse frente a un futurible inversor. En la Cuna de la Tecnología se estila lo casual, por llamarlo de alguna manera. Triunfan las zapatillas, los vaqueros, los pantalones cortos, las camisetas básicas, con motivos geeks o que incluyan el logo de alguna compañía tecnológica y, como nota formal, quizás una americana, si hay que hablar en público o ir a una fiesta de noche. Los jerseys negros de cuello vuelto, son solo para algunos días de invierno en los que se echa de menos a Steve Jobs. 

Hasta la fecha se habían dado algunos intentos de llevar esta forma de vestir cómoda y despreocupada, ideal para programar, hacer networking y mancharse con cerveza y salsa barbacoa, al mundo empresarial. Mark Zuckerberg ha marcado tendencia en la industria tecnológica con sus sudaderas azul marino con capucha. El actor que interpreta al fundador de Apple en uno de sus biopics, Ashton Kutcher, ha sido otro de los precursores.

El año pasado Kutcher creo una startup y sitio de ecommerce en San Francisco llamado Pickwick & Wellner que perseguía este objetivo junto al antiguo responsable de diseño de PayPal, Ryan Donahoe. “Los lugares de trabajo cambian, se hacen más casuales y más creativos. La camiseta y su rediseño es el corazón de un nuevo orden”, explican los creadores de la compañía”. Donahoe aseguraba que la camiseta “se ha convertido en el uniforme de trabajo para emprendedores, hackers, creadores y artistas”.

Ahora, las tornas han cambiado. Son las marcas de ropa tradicionales las que están echando la vista hacia Silicon Valley y haciendo suyo ese dicho de “si no puedes con ellos, únete a ellos” y, de paso, aprovechándose de que ser emprendedor se ha transformado en algo ‘cool’ en todo el mundo. Porque, como se está demostrando en muchas ocasiones con la estéticahípster, la antimoda también puede convertirse en moda (y en negocio).

Hace unos días la web Refinery29 entrevistaba a varios fundadores de startups, analizando su forma de vestir, sus hábitos de compras y vendiéndolos como los novios ideales. “Conoce a 7 de los tíos tecnológicos más guays”, titulaban sus redactores/as. Hasta la popular revista Vanity Fair elaboró en abril un reportaje con los personajes de la industria TIC mejor vestidos, aunque estos no seguían para nada el modelo casual predominante en el Valle del Silicio. Marissa Mayer (yahoo!, Sean Parker, Jack Dorsey (Square) o Pete Cashmore (Mashable) lucían sus mejores en la fotogalería.

Ahora, la empresa de San Francisco Banana Republic ha lanzado una línea de ropa para este verano que ha denominado ‘The Startup Guy’. Para la compañía californiana, los fundadores de firmas emergentes de EE.UU van con la camisa metida por los pantalones con un lado medio sacado, llevan pantalones de pinzas arremangados y lucen mocasines marrones. Con mayor o menor acierto, hay algo evidente. Silicon Valleycomienza a ser una fuente para muchas industrias, como el cine, la música o la moda, que algún día podría sacar los colores a su vecina Hollywood.

(vía www.itespresso.es)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s